Las 5 virtudes que un político del futuro debería tener

Mar 30, 2021 | Liderazgo Transformacional | 0 Comentarios

las 5 virtudes del político del futuro

Al igual que el empresario que quiera sobrevivir al cambio deberá desarrollarlas, también aplican las 5 virtudes para que un político sea altamente creíble.

Pero, según estadísticas, el 20% de los gerentes generales tienen características de psicópatas. ¿Será que ese mismo porcentaje de psicópatas se encuentre entre los políticos?

¿Por qué en Ecuador, en Perú y en otros países del mundo, son pocos los que creen en la clase política? ¿Por qué perdimos la confianza en las personas que, supuestamente, nos deberían representar? 

Hablamos de la nueva normalidad post COVID. Entonces, quiero preguntarte ¿cuál crees que tiene que ser la nueva normalidad para la clase política?.

Por qué la clase política perdió credibilidad 

Si no creemos en el político es porque se alejó y perdió los valores esenciales que son importantes para la gente común. No les creemos, ni confiamos; porque nos dicen algo y hacen otra cosa. 

En cierta manera, el político perdió conexión con su ser auténtico, con los valores que son esenciales para el resto de la gente. 

El deseo de poder, reconocimiento, dinero o la fama les lleva a desconectarse de las virtudes que, en un principio, pudieron acercarle a la función pública. 

Los valores que transforman a un político en estadista 

Entonces, los políticos deberían tener un sentido de propósito personal que tenga que ver con una contribución superior, una contribución consciente al pueblo y al país. 

Por otro lado, no deberían tener intereses particulares, contrapuestos con el bien común o, por lo menos, deberían equilibrarse. 

Si esperamos que las empresas se muevan a modelos transformacionales o evolutivos de organización donde se comparte el poder, la riqueza y el poder de decisión…

Entonces ¿por qué seguimos aceptando que los gobiernos sean manejados a través de un modelo burocrático de toma de decisión? 

¿Por qué los políticos no cambian la estructura de gobernanza para alcanzar modelos menos costosos y más empoderadores, donde el empleado público se sienta orgulloso y feliz?

Al igual que los empresarios deben transformar su liderazgo autoritario a un modelo organizacional más evolutivo, a través de las 5 virtudes, los líderes políticos también pueden cambiar. 

Estas 5 virtudes permiten y generan la transformación en los líderes:

  • El entusiasmo, visto como la capacidad de sostener el propósito frente a los desafíos que se puedan presentar, alentando al entorno con energía personal y generando confianza. El líder entusiasta es aquel que sabe mantener su sentido de propósito superior, personal…¡de servicio!
  • El empoderamiento, es la capacidad que tiene un líder de compartir el poder, sabiendo delegar y aceptando que los mejores logros provienen del trabajo en equipo. Es la virtud de soltar el miedo para confiar en los otros y colaborar de una manera extrema, nueva, con otros actores; de generar alianzas entre actores para lograr resolver los desafíos que solo con el partido no se podría. Es el arte de colaborar de manera extrema, encontrando cómo crear instancias de confianza.
  • Apuntar al triple impacto, mejorando el ecosistema y el tejido social, al mismo tiempo que se gestiona una economía sustentable, minimizando los recursos. El triple impacto sostiene el enfoque en el bienestar de todos: comunidad, medioambiente, midiendo y mejorando el impacto social, ambiental y cultural.
  • Contar con una visión global es necesario para lograr generar un cambio cultural, no solo de parte del gobierno, sino de la sociedad. ¿Hacia qué tipo de cultura queremos movernos? ¿Más enfocada hacia la responsabilidad, el respeto, en la innovación…? El desafío es poder evaluar hacia dónde se quiere ir y  ¡acompañar el cambio!
  • Integralidad es una virtud compleja porque reúne la capacidad de generar resultados a corto plazo, poner el ojo en las personas, y mirar a largo plazo. Es la habilidad de empoderar, ser asertivo, saber escuchar, sin dejar de conducir. El líder integral ha hecho un trabajo de reflexión, de autoconocimiento; es consciente de su luz y sombra, de su liderazgo tradicional  y de su liderazgo más empático.

Cómo impactan las cualidades de la dirigencia en el bienestar de un país

Desarrollando estas 5 virtudes, tanto un dirigente como un empresario o un docente puede alcanzar un liderazgo transformacional, adaptado a los nuevos tiempos. 

Pero, para cambiar la cultura del gobierno hace falta que quienes trabajan en la función pública se sientan reconocidos y puedan desarrollar sus propios propósitos de vida, en plenitud. 

De esta forma, su labor como servidor público también será reconocida por la ciudadanía a través del respeto y la consideración a su trabajo. Y esto es responsabilidad de la dirigencia política. 

Un dirigente político que haya desarrollado estas 5 virtudes procurará que las cualidades para la autogestión sean enseñadas en todos los ámbitos y así cambiar, favorablemente, la cultura del país. 

Creo que necesitamos ser conscientes, como pueblo, de que estamos transformando nuestra cultura. Eso puede generar miedo a perder las tradiciones por lo que hay que evaluarlas y realizar un diagnóstico que valore esa transformación.

Después, el mundo político debe mostrarnos que es posible no cortar ningún árbol más, proteger el medioambiente y defendernos de los riesgos del cambio climático. 

Además de ofrecer un camino de crecimiento económico y garantizar que estos dos no sean contradictorios ya que es posible proteger a nuestra madre tierra y prosperar como sociedad. El día que todos estemos bien, habremos logrado ser país, ser una nación y ser un pueblo.

Sintetizando

El mundo político necesita poder reflejar que son integrales, que ya no se alimentan de las polaridades, que ya no pretenden ganar, polarizando a la sociedad. 

Necesitan enseñar que han hecho un trabajo personal de autoconocimiento para reflejar estos valores, esas 5 virtudes que los hacen coherentes.

Necesitamos una dirigencia política que sepa escuchar, colaborar y tomar decisiones rápidas, en momentos extremos, enfocados en el bienestar general. 

Pero, claro…antes debemos conocer el porcentaje de psicópatas y sociópatas ocupando la función pública. ¿Cómo lo ves?

Desde Beyond, nos dedicamos a impulsar el potencial de ser extraordinarios, tanto de personas como de organizaciones, buscando generar un impacto positivo en el ecosistema. 

Tu comentario es muy importante para nosotros. 

David Lamka es autor del libro “Las 5 virtudes del líder transformacional”, speaker internacional, co-fundador de Beyond – be extraordinary y se dedica a impulsar a las empresas y personas a desarrollar un liderazgo transformacional para evolucionar y lograr enfrentar los cambios actuales. 

Si quieres saber más puedes visitar nuestra página web www.beyond.ec y si te interesa comprar el libro de David o descargar el primer capítulo de cortesía, visita www.las5virtudes.com

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest