Por qué es momento para innovar hacia la economía circular

Nov 4, 2020 | Innovación | 0 Comentarios

Este es un gran momento para innovar hacia la economía circular. Es más, si no lo hacemos, podemos perder nuestras empresas. 

Nuestro propósito es servir a la comunidad de líderes de Latinoamérica e inspirar no solamente a mitigar los riesgos del momento, sino de empezar a mirar a largo plazo en la manera de hacer negocios. 

La creencia de Beyond es que todos podemos llegar a ser extraordinarios y compartimos la organización de este este espacio con las empresas B, empresas de triple impacto. 

Antes de entrar en el por qué es un gran momento para innovar hacia la economía circular, vamos a ubicarnos, contextualmente, para comprender mejor este proceso. 

A lo largo de la historia de la humanidad, han sido reconocidas cuatro eras, caracterizadas según su medio principal de desarrollo.

Esta es la era para innovar en economía circular

Pero, últimamente, grandes referentes empresariales han consensuado que, junto con la aparición de la cuarta revolución industrial surge la era del propósito. 

Esta comunidad internacional de empresarios reconoce que necesitamos empresas con propósito, para garantizar que perduren en el futuro. 

Las empresas de triple impacto, que tienen un propósito que les guía, generan un 81% más de utilidades que las que no lo tienen. 

Además, cuentan con un 66% de clientes dispuestos a pagar más por sus productos o servicios y el 87% de la generación millennials elige comprar en estas empresas. (Datos surgidos de las consultoras Mckinsey, Nielsen, Kornferry).

Para los millennials, además, es un deber de las empresas el resolver problemas sociales y ambientales. 

Su opinión es más que relevante para el mercado ya que, para el 2025, la economía de los millennials representará el 75% de la fuerza laboral. 

Y a esto, sumemos que el 64% de ellos no estaría dispuesto a aceptar trabajar para una empresa que no tenga prácticas sólidas de responsabilidad social empresarial (RSE).

Para acompañarnos en este tema tan actual hemos invitado a dos referentes de la economía circular en Latinoamérica: 

Pipo Reiser, de Perú, co-fundador de Sinba, una empresa certificada como BCorp, cuyo propósito es un mundo SIN BAsura.

Y Silvia Chaves, de Costa Rica, abogada especializada en Derecho Ambiental, Presidenta y co-fundadora de Florex, empresa de productos de limpieza biodegradables, certificada como BCorp.

Qué es la economía circular 

Pipo Reiser

Para entender lo circular primero debemos comprender lo no circular. La economía no circular es aquella que extrae materias primas para crear productos cada vez más descartables, genera basura y no sabe qué hacer con ella. 

Por otro lado, la economía circular es un sistema que tiene como propósito reducir el uso de materiales vírgenes y la producción de desechos. Para una empresa que funciona desde estos principios ¡la basura no existe!

Una economía circular busca recircular los recursos, rediseñando los procesos económicos, industriales y productivos para que, justamente, todo pueda ser recuperado. 

En Sinba creemos que el concepto de “basura” es mental ya que puede ser materia prima para otros procesos productivos. 

Esto es una parte de la circularidad pero, en realidad, el proceso se inicia en el momento del diseño de un producto. 

Silvia Chaves

Nosotros comenzamos con una empresa de servicios de limpieza tradicional. La mayoría de nuestros empleados eran mujeres y fuimos notando que había muchas bajas por alergias respiratorias, asma o enfermedades de la piel. 

Hicimos un estudio químico y resultó que la mayoría de los productos eran muy irritantes y con riesgo para la salud. 

Ahí tomamos consciencia de que no queríamos construir una empresa sobre el daño de la salud y el medioambiente. 

Fue así que empezamos a investigar y desarrollar nuevos productos con materias primas alternativas. Pensamos en que no dañen la salud de las personas pero luego también logramos que fueran inofensivos para el agua. 

Cuáles fueron los desafíos que encontraste en este camino

Pipo Reiser

En el campo de los residuos hay muy poca innovación. Algo que implementamos, inspirados en una empresa japonesa, fue el aprovechamiento de residuos orgánicos para convertirlos en alimento para cerdos. 

Por un lado, el gran desafío que se nos planteaba era que no contábamos con equipo técnico cualificado. 

Por otro, la implementación de todo el proceso dependía, en gran parte, de un cambio de hábitos en la población. Para poder utilizar los residuos orgánicos debíamos enseñar el reciclaje y teníamos que hacerlo fácil. 

Sin la participación de las personas, no podíamos alcanzar los objetivos que nos habíamos propuesto. De ahí que nuestro eslogan es “Nada sobra y Nadie sobra”.

Lograr influir en las personas fue nuestro mayor desafío.

Silvia Chaves

El reto más grande para nosotros fue el dejar la seguridad profesional de una actividad estable, para lanzarnos a emprender. 

La segunda etapa desafiante es cuando cuentas con la responsabilidad de personas y sabes que no puedes distraerte. 

Buscas implementar innovaciones pero te encuentras con que los gobiernos no te apoyan con regulaciones porque solo piensan en el corto plazo. Entonces, te toca nadar contracorriente.

Qué estrategias funcionan para buscar la diferenciación en el mercado

Silvia Chaves

Que tus productos sean amigables para el medioambiente es algo que se puede comprobar. Si logras esto, el producto comienza a generar confianza. 

Para diferenciarte en el mercado, debes resultar transparente. Nosotros implementamos visitas a la planta por parte de la comunidad que terminó convirtiéndose en el mejor vocero de nuestros productos.

Ser coherente, transparente, aportar datos y mostrar cómo lo hacemos. De esta manera logramos diferenciación y posicionamiento de la marca. 

Pipo Reiser

En Sinba seguimos explorando distintas estrategias, pero la base es:

  • El propósito tiene que estar muy claro. Mostrar que eres parte de un cambio. 
  • Generar un sentido de comunidad. Solos, no lo hubiéramos podido hacer, Juntos, logramos el cambio, porque creamos un movimiento de cambio
  • Los cambios deben resultar fáciles de implementar. Nosotros generamos solo tres categorías de reciclado: orgánico, reciclable y no reciclable. ¡Fácil!

Si me pidieran que les contara un secreto para el éxito, diría: 

Enamórate del problema que deseas resolver y no de tu solución o de tu idea. Que el problema te apasione lo suficiente como para que quieras dedicarle los próximos 10 años de tu vida. Y sé flexible con tu solución. 

Cómo transmitir coherencia a todas las partes en una empresa de economía circular

Silvia Chaves

Cuando analizo a quién estoy impactando con mi actividad, descubro cuáles son las partes interesadas, aquellas con las que realizo intercambios. 

En el caso de Florex, nuestro impacto es social y medioambiental, básicamente. De ahí que lo primero que debo estudiar es qué expectativas tiene la comunidad acerca de mi producto o servicio. 

Metodologías hay muchas pero escuchar a las personas es lo que más nos sirvió. Este mapeo de las partes involucradas es importante para alcanzar el triple impacto.

Incluso nos llevó a cambiar la estrategia comercial. Cuando escuchamos al entorno, variamos totalmente nuestro sistema de comercialización.

Al escuchar a los grupos locales buscamos mejorar su condición social y que nuestros productos llegaran a través de ellos. También surgió la idea de la venta a granel. 

Qué relación encuentras entre la economía circular y la cultura organizacional

Pipo Reiser

No tuve que hacer muchos cambios. Desde el inicio hemos dado trabajo a recicladores, personas que viven de la informalidad. A ellos no tienes que explicarles la economía circular porque la viven desde que son pequeños. 

Nuestro desafío fue encontrar la manera de dar valor al trabajo que habían hecho toda la vida. Solo debíamos ayudarles a hacerlo mejor y reconocer, a través de una remuneración justa, su valor en la economía circular de nuestra empresa.

Lo que percibimos es que resultó muy sencillo que las personas sintieran sintonía con nuestra cultura organizacional. 

Parte de ser coherente es ser consciente que todo el tiempo estás gestionando incoherencias. El primer paso es ser consciente de tus propias incoherencias, y hacerte cargo.

La cultura organizacional se va formando día a día y es la suma de las acciones que realizas, en cómo gestionas tu empresa, en cómo te relacionas con las personas y el medioambiente.

El reto es tener los valores presentes y vivirlos de la manera más consciente posible.

Por eso te invitamos a medir el estándar de tu empresa y puedes hacerlo a través de esta herramienta que permite medir el impacto que tiene tu empresa, en ámbitos muy profundos.

La cultura consciente está basada en propósitos y cimentada en valores, para que sea coherente. 

Te invito a que imagines cómo debe ser la cultura organizacional que te guíe para realizar tus metas. 

  • ¿Qué cultura sueñas para lograr tu propósito y tus metas?
  • ¿Qué valores te van a llevar a lograrlo? Elige de 3 a 5 valores que sean tu columna vertebral. 

Define cuáles son los comportamientos deseables en el liderazgo de tu organización y cuáles no deberían estar presentes para cumplir tus metas. 

Analizando estos pocos valores y teniéndolos presentes, podrás crear una cultura organizacional coherente, consciente y de triple impacto, que se dirija hacia la economía circular. 

Elegir la economía circular tiene rédito y nos permite competir mejor. 

En medio de esta crisis, trabajar con propósito, con estrategias de sostenibilidad, triple impacto, identificando tus partes interesadas, te genera una disciplina y te prepara para las crisis, te hace más resiliente y te prepara para los cambios rápidos.

En enero de 2020 se publicó un estudio que decía que la economía circular abarca al 8%

de las empresas. Pero, el informe de 2019 arrojaba el 9%. Esto indica que estamos siendo menos circulares. ¡Hay muchísimo por hacer!

La economía circular se cimenta en tres pilares, medibles y comprobables:

  • Es una economía que regenera sistemas naturales.
  • Elimina la contaminación
  • Mantiene productos y materiales en uso. 

Desde Beyond, te invitamos a ser parte del grupo Linkedin Liderazgo transformacional LatAm para que, desde allí, nos hagas las preguntas que necesites y puedas aportar tus experiencias.

Si te interesa conocer si tu empresa tiene en cuenta el triple impacto o sí tú mismo has alcanzado el liderazgo de triple impacto, estas preguntas te servirán de guía. 

David Lamka es autor del libro “Las 5 virtudes del líder transformacional”, speaker internacional, co-fundador de Beyond – be extraordinary y se dedica a impulsar a las empresas y personas a desarrollar un liderazgo transformacional para evolucionar y lograr enfrentar los cambios actuales. 

Descarga GRATIS el primer capítulo o compra aquí el nuevo libro “Las 5 Virtudes del Líder Transformacional”. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest